martes, 11 de octubre de 2011

ROCKMANO II --- 8 DE OCTUBRE DE 2011.




Siempre es una alegría que se hagan este tipo de eventos.Y más en Extremadura,que carecemos normalmente de este tipo de música.Y más asistiendo al evento con mis hijos.Y más reencontrarte con rockeros conocidos para compartir momentos musicalmente comunes.

Llegué al Albergue juvenil "El Prado" de Mérida pasadas las 9,15 de la noche por lo que el primer grupo ya se había esfumado.Desde los aparcamientos estuvimos escuchando a "Dimenssion",que no lo hacían mal,mientras charlábamos con los primeros colegas a los que nos encontramos.Pudimos oir una buena versión de "Wrathchild" de Iron Maiden que provocó que nos encamináramos hacia el interior.Tan solo vimos al grupo ejecutar un par de temas que fueron suficientes para pensar que la próxima vez los veríamos.

Una vez que terminaron,y mientras cambiaban la parafernalia para el siguiente grupo,nos dirigimos a ver la memorabilia que por allí se vendía.Era escasa pero las socorridas chapas fueron adquiridas por mis hijos.Ya en la barra nos encontramos con varios colegas de mi pueblo y pasamos con ellos el resto de la noche.

"Bucéfalo" en un grupo extremeño de rock de toda la vida.Ya los había visto en los años 80.Memorable fué su actuación en el 85 junto a "La polla Records" en Don Benito.Nos fueron desgranando impecablemente su repertorio más conocido durante 1 hora.Llamativa es la incorporación de un violinista en sus filas.No sonaba mal pero se nos hacía raro escuchar algunas de sus canciones con este instrumento incorporado.Todo el afán de "Carlinos",el cantante,era que se formara polvo.Al final prometió que si se conseguiá se subiría a la torreta,y así sucedió.Era bastante complicado pues no creo que hubiera más de 2000 personas en el recinto arenoso.Una putada porque a buen seguro que se perdió dinero y eso no mola nada porque es síntoma de que será dificil volver a hacer espectáculos de este tipo.



¿Qué decir de la actuación de los Barones? Pues que contra todo pronóstico,a tenor de los visto de ellos las dos últimas veces,hicieron una actuación memorable.Tan solo sonaron dos canciones que no fueran de la formación clásica y que también conocen ya todo el público,como son "Vampiros y Banqueros" y "Cueste lo que cueste".Lo demás fueron clásicos tras clásicos en los que la voz de Carlos se portó aceptablemente.Comenzaron con "Las flores del mal" pasaron por "Barón Rojo","El barón vuela sobre inglaterra","Concierto para ellos","Resistiré" y "Los rockeros van al infierno",por ejemplo.Llamativo es que no tocaron el trayazo de Carlos "Incomunicación" y tampoco "Siempre estás allí" (de nuevo me he quedado sin poderla escuchar en directo,¿cuándo será el día?).Con sus bailecitos típicos nos hicieron vibrar durante 1,15 horas.Sonaron compactos en todo momento y,por supuesto,las guitarras brillaron de forma magistral.




El jefe español,"Rosendo",estuvo como siempre.Para que variar.La única pega es que la primera mitad del concierto la dedicó a canciones excesivamente lentas que junto a los 6 temas del disco nuevo provocó que el público se quedará bastante parado.Más después de la actuación de los Barones.Pero en la última hora todo se arreglo pues desgranó todo su antiguo arsenal e hizo botar a la peña sin descanso.Desde "Agradecidos" a "Flojos de pantalón" casi todo lo que sonó en esta parte fué de esa época.Las típicas dos canciones de Leño que sonaron fueron,"¡Qué desilusión! en la parte primera del concierto y "Maneras de vivir" en el primer bis.Para la poca gente que había se portaron de maravilla pues,aunque el griterió no paraba,salió para un segundo bis que nos brindó "Borrachuzos".Como siempre estuvo excelente con su instrumento,al igual que sus dos compañeros de batalla.Tan solo en una canción hubo unos ruidos bastante molestos que no tardaron en solucionar."Navegamos contigo a muerte".



Una pena la poca afluencia de público pues a este paso no creo que vuelvan a programar actuaciones de este estilo.Es un negocio y si no sale medianamente rentable se va al garete.Mis hijos solo aguantaron hasta las dos primeras canciones de Rosendo pero,eso si,contribuyeron al evento sobradamente con su pasión en la acuación de los Barones en primera fila.Para mí fué suficiente y me enorgullezco de que el rock esté en sus venas.

2 comentarios:

bitelino dijo...

Qué envidia, la verdad es que fue un cartelazo. Ya solo por Rosendo merece la pena pagar una entrada porque es glorificante verle tocar la guitarra.

Saludos.

Beatles dijo...

La verdad es que si.Siempre sales de verle bastante contento,jejeje.
Pero,para mí,esta vez la sorpresa ha sido en gran concierto que dieron los Barones.A Rosendo con 8 veces que lo he visto ya estoy más acostumbrado.

Un saludo.